martes, 24 de abril de 2012

Suavidad


No me voy a ir, parecían decir sus movimientos, y la suavidad de su piel lo confirma. La levedad acaricia sus manos, besos en la comisura de los labios. Qué bella pintura de seres entrelazados en el tango de la vida, en la pasión de una copla...


Huele a agua resbalando por su cuerpo, sus cabellos resplandecen con el brillo de la miel, la piel se derrite como la nieve... todos los días me pierdo en su cielo... doy gracias, porque por una vez no me importa estar perdida. Y es cierto, está aquí... sí está aquí... la suavidad de su piel lo confirma. 


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada